Agroindustrias Amazónicas
El aceite Inca Inchi
Frente al aceite de pescado
Frente a otras oleaginosas
Dietética, salud y belleza
Nutrición animal
Datos técnicos
Ácidos grasos Omega 3
Referencias en prensa
Noticias y enlaces de interés

Dónde comprar
Dónde comprar

Premios y reconocimientos
Premios y
reconocimientos

Galería de imágenes
Galería de imágenes

 

 
Dietética, salud y belleza

Documentos de interés

Documento PDF Propiedades aplicadas a la cosmética (en inglés)
Documento PDF Eurocosmetics, August 2006 (en inglés)
Reportaje en la revista francesa Beyond Beauty Mag (en francés)

El aceite Inca Inchi posee excelentes propiedades dietéticas, ya que contiene en gran cantidad los dos ácidos grasos esenciales Alfa Linolénico Omega-3 y Linoléico Omega-6 (84%), poco abundantes en la naturaleza. Estos ácidos grasos son vitales para la prevención y el cuidado de la salud, por cuanto cumplen una función de control y reducción del colesterol, a la vez que reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, principales causas de mortalidad en el mundo. Así mismo, son fundamentales en la formación del tejido nervioso (mielinización) y del tejido ocular, interviniendo en la formación de la estructura de las membranas celulares.

Algunas hormonas se producen a partir de los ácidos grasos esenciales, éstos cumplen funciones muy importantes en la regulación de la presión arterial, de la función renal, de la función inmunitaria, de la agregación de las plaquetas y, por lo tanto, son claves para la coagulación de la sangre. Igualmente, son importantes en el proceso inflamatorio y en la respuesta alérgica. El déficit de ácidos grasos esenciales produce alteraciones visuales, arteriosclerosis, accidentes cardiovasculares, infarto, etc.

El aceite Inca Inchi es un excelente aceite doméstico, industrial, cosmético y medicinal, muy rico en ácidos grasos insaturados (93%), y tiene el más bajo contenido de ácidos grasos saturados (6,39%), superando a las oleaginosas utilizadas en el mundo para la producción de aceites destinados al consumo humano.

La importancia de los ácidos grasos poliinsaturados

Los ácidos grasos poliinsaturados esenciales para el organismo humano (y que éste no produce por sí mismo) son el Linoleico y el Linolénico. Según un trabajo elaborado por el Dr. Franco Damián Monsón para el Instituto Mediterráneo de Zaragoza ("Suplementación con lípidos en bovinos de carne: Metabolismo, efectos sobre la calidad de la canal, de la carne y sobre la salud humana" -Ver PDF-), estudios llevados a cabo con miles de personas en diferentes países han asociado el consumo de pescado con la reducción en un 50% de las muertes por enfermedades cardiovasculares.

Igualmente, se ha comprobado que la tasa de mortalidad es inferior en aquellos países con un alto consumo de pescado, como Japón o España (si bien en este último caso se asocia también el menor índice de mortalidad al consumo de aceite de oliva, muy rico en ácido oleico).

La siguiente tabla muestra algunas enfermedades asociadas a una dieta deficiente de ácidos grasos Omega-3:

Denominación Pruebas Descripción
Ateroesclerosis Endurecimiento de las arterias
Trombosis Coágulos del corazón o vasos
Arritmia Irregularidad del latido cardiaco
Hipertensión Presión sanguínea elevada
Dermatitis atópica Inflamación de la piel (reacción alérgica)
Lupus Formación de nódulos en la piel
Psoriasis Manchas rojizas cubiertas por escamas
Migraña Dolor de cabeza intenso
Artritis reumatoide Enfermedades degenerativas de las articulaciones
Esclerosis múltiple Lesión y endurecimiento de tejidos nerviosos
Asma bronquial Tos, asma alérgica
Diabetes mellitus Insuficiencia de insulina, variación de glucosa
Colitis ulcerativa Úlceras intestinales
Cáncer Tumores (mama, colon, etc.)
Vista empeorada Pérdida de agudeza visual
Desarrollo cerebral Dificultad de aprendizaje

 Claras     Bastante claras     Insuficientes
Descargar Adobe Reader